Descripción:

Los inventarios físicos han dejado de ser exclusivos para los comercios, los corporativos o el gobierno.

En la actualidad es sumamente útil conocer que es lo que uno tiene físicamente en casa: muebles de madera y de metal, aparatos eléctricos, utensilios, objetos decorativos, obras de arte, maquinaria y herramientas de casa, vehículos a motor, incluso bienes semovientes como los animales, entre muchos más.

Un inventario puede ayudarle en primer plano a saber la cantidad y el valor de sus posesiones, también es de mucha utilidad al realizar una programación de reparación o sustitución de bienes y, en definitiva, es una gran herramienta para evitar fraudes y robos, y un soporte para acciones jurídicas (no deseables).


Desde $1,990.00